Sueños Lúcidos o Conscientes

Los sueños lúcidos o conscientes ocurren cuando el soñador se da cuenta en medio de un sueño que está soñando.
"¡Espera un momento, es sólo un sueño!
" La mayoría de los soñadores se despiertan cuando se dan cuenta de que sólo están soñando.

Otros soñadores han desarrollado la capacidad de mantener un estado de sueño consciente.
Incluso pueden convertirse en participantes activos de sus sueños, tomando decisiones en sus sueños e influyendo en el resultado de sus sueños sin despertarse.

Las leyes de la física y de la sociedad quedan abolidas en los sueños.
El límite es sólo el límite de tu imaginación.
Gran parte del potencial de los sueños se desperdicia porque las personas no se dan cuenta de que están soñando.

Cuando no estamos lúcidos en un sueño, pensamos y nos comportamos como si en realidad estuviéramos despiertos.
Esto puede provocar frustración innecesaria, confusión y desperdicio de energía y, en casos mucho peores, pesadillas horribles.

Nuestros esfuerzos por lograr tales resultados probablemente generen ansiedad y nos lleven a soñar con plazos ajustados, exámenes olvidados, pérdidas de todo tipo, etc.

Los sueños de ansiedad y las pesadillas se pueden superar mediante sueños lúcidos, porque si sabes que estás soñando entonces no tienes nada que temer.

Las imágenes de los sueños no pueden hacerte daño.
Los sueños lúcidos, que también le ayudan a orientar sus sueños en direcciones satisfactorias, a experimentar aventuras fantásticas y a superar pesadillas, pueden ser una herramienta valiosa para tener éxito en la vida real.

Los soñadores lúcidos pueden utilizar intencionalmente su potencial creativo natural para resolver problemas y encontrar inspiración artística.

Los atletas, artistas, intérpretes o cualquier persona que presente pueden preparar, practicar y pulir sus actuaciones mientras duermen.

Esta es sólo una de las muchas formas en que se pueden utilizar los sueños lúcidos para mejorar su vida.
Existen varios métodos para inducir sueños lúcidos.

El primer paso, independientemente del método, es desarrollar tus habilidades de memoria de sueños hasta que puedas recordar al menos un sueño por noche.
Entonces, si tienes un sueño lúcido, lo recordarás.

También te familiarizarás mucho con tus sueños, lo que te facilitará aprender a reconocerlos cuando sucedan.
Si recuerdas tus sueños, puedes empezar de inmediato con dos técnicas sencillas que te animarán a tener sueños lúcidos.

Los soñadores lúcidos tienen la costumbre de "comprobar la realidad".
Esto significa investigar tu entorno y decidir si estás soñando o despierto.

Pregúntate varias veces al día: “¿Estoy soñando?
” Así que prueba la estabilidad de tu realidad actual leyendo algunas palabras, mirando hacia otro lado y volviendo a mirar cuando intentes cambiarlas.

La inestabilidad de los sueños es la pista más sencilla para distinguir la realidad de los sueños.
Si las palabras cambian entonces estás soñando.

Tomar una siesta es una forma de aumentar gradualmente las posibilidades de tener sueños lúcidos.
Tienes que dormir mucho para entrar en REM.

Si toma una siesta (después de despertarse más temprano de lo habitual), puede entrar en el sueño REM entre media hora y una hora después de quedarse dormido.

Si su siesta dura de 90 minutos a 2 horas, tendrá suficientes sueños y será más probable que tenga un verdadero sueño lúcido que los sueños que tiene durante una noche de sueño normal.

Cuando te quedes dormido durante la siesta, centra tu intención en ser consciente de que estás soñando.
Inicialmente, los principiantes tienen dificultades para descansar durante el sueño después de alcanzar un estado de claridad.

Este obstáculo hace que muchas personas subestimen el valor de los sueños lúcidos, porque en el sueño sólo experimentan destellos de conocimiento, seguidos de un despertar inmediato.

Dos técnicas simples pueden ayudarlo a superar este problema.
Lo primero es crear calma mientras dormimos.
Los sueños lúcidos son emocionantes en sí mismos, pero mostrar entusiasmo puede despertarte.

Reprime un poco tus emociones y vuelve a centrar tu atención en el sueño.
Si el sueño muestra signos de terminar, como desvanecimiento, pérdida de claridad o profundidad de la imaginación, “regresar” puede ayudar a alejar el sueño.

Tan pronto como el sueño comience a "desvanecerse", antes de que realmente sienta su cuerpo en la cama, gire el cuerpo de su sueño, es decir, será como un niño tratando de aturdirse (probablemente no se sentirá mareado mientras duerme porque su el cuerpo físico no gira).

Recuerda: “La próxima escena será un sueño.
» Cuando dejes de deambular, si no es evidente que estás soñando, vuelve a la realidad.
Incluso cuando creas que estás despierto, ¡te sorprenderá descubrir que todavía estás soñando!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a Sueños Lúcidos o Conscientes puedes visitar la categoría Psicología.

Mas contenido Interesante:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Este sitio usa cookies.